ASIA E INDONESIA: Capítulo 1

¿Por qué Indonesia y  todo el resto de países que visitamos a mayores?

 

Después del viaje a Riviera Maya y al igual que las otras veces, no teníamos ni idea de a dónde queríamos ir el siguiente año. Como siempre, Tailandia sonaba en la distancia por parte de Isaac, pero yo seguía con la sensación de que debíamos esperar. Yo no tenía claro a dónde quería ir… así que esta vez y a diferencia de las anteriores, fuimos montando un viaje a medida de los dos. Isaac tenía muy claro que quería ir a Indonesia, desde siempre le había llamado la atención y nunca habíamos encontrado el momento de ir. Por mi parte en cambio, no era un lugar que conociera, por lo que no tenía mucha idea de si me gustaba o no, pero sí sabía que era un lugar peligroso en cuanto al yihadismo, ya que era en esta zona en dónde se encontraba una célula dormida… Puede sonar exagerado pero ya veréis a medida que vayáis leyendo este diario como este tema tuvo un papel muy importante en el viaje… 

En un principio pensamos en pasar las tres semanas del viaje en Indonesia, visitando las diferentes islas, sin embargo, pronto cambiamos de opinión cuando vimos que en alguna de las zonas que queríamos visitar se necesitaba tomar profilaxis para la malaria. Mirando los posibles efectos secundarios (mareos, vómitos, vértigos…) nos dimos cuenta de que no valía la pena ir a la isla de Sumatra, por ejemplo, a ver orangutanes ya que nos podíamos fastidiar parte del viaje si nos sentaba mal… Puede ser que otras personas piensen totalmente lo contrario a nosotros, pero no nos gusta arriesgar más de la cuenta. Siempre pensamos que si nos ponemos enfermos en alguno de los países que visitamos puede que sea peor el remedio que la enfermedad, así que decidimos visitar otras zonas menos “peligrosas” sanitariamente hablando.

Una vez decidido que de Indonesia visitaríamos Java y Bali, yo empecé a adornar el viaje con mis ideas de bombero. “Ya que el vuelo hace escala en Dubai, pues podemos visitar la ciudad una par de días, después podemos ir a Singapur que está cerca de Indonesia y claro, si visitamos Singapur, pues hay que ir a Malasia que está ahí al lado…” y con este tipo de argumentos fuimos montando la estructura general del viaje.

Otra de las ideas de bombero que tuvimos fue decirle a nuestra amiga australiana, Vera,  que nos viniera  a ver a Bali, Malasia… siguiendo mi teoría de que todo está ahí al lado… Afortunadamente nos acompañó en la locura de vernos (porque para ella mi cercanía le iba a suponer 6 horas de vuelo…) y decidimos encontrarnos en Malasia.

Así que empezamos de nuevo con los preparativos: nos empapamos de lectura informativa (guías de viajes, blogs, vídeos) compramos los vuelos largos, los  vuelos cortos entre países, los seguros médicos, y una vez en este punto, fuimos profundizando en lo que sería el viaje en sí: qué lugares visitaríamos, cómo los visitaríamos (si solos o con un guía), si podíamos hacer todo lo que queríamos por tema de presupuesto, qué sitios eran imprescindibles y cuáles no… Fueron unos meses (como siempre que preparamos un viaje) de locura, como digo yo, porque hay tantas cosas para ver que no sabes lo que realmente es importante para ti. Mucha gente te da su opinión e intenta ayudarte, pero realmente yo siempre me tomo esos consejos con puntillas, ya que no sabes si esa persona vive los viajes de la misma manera que lo haces tú, por lo que puede ser que lo que es bueno para esa persona para ti no lo sea… Es difícil…

Afortunadamente Isaac y yo coincidíamos en muchas de las cosas que queríamos ver, por lo que no tuvimos mucho problema en decidirnos. Por ejemplo, teníamos claro que  el volcán Bromo e Ijen eran una visita obligada, o que las islas Gili tenían que ser el broche final del viaje o que no podíamos visitar Dubai sin visitar el desierto, que Singapur era una de las ciudades que más nos llamaba la atención o que Malasia solamente era importante para reunirnos con Vera…

Por lo que a medida que iban pasando los meses lo íbamos montando poco a poco, con horas delante del ordenador, con la calculadora en mano y reservando excursiones, conductores… Hasta que finalmente, cuando sientes que el día de irte de viaje no llega, llegó.

2 comentarios sobre “ASIA E INDONESIA: Capítulo 1

  1. Si, tienen toda la razón. No todos vivimos de la misma manera los viajes y lo que a unos nos gusta a otros no y al revés. Lo importante es disfrutar el viaje. A mí en lo particular me gusta ir un poco a ciegas e ir descubriendo los lugares, sin investigar tanto. Claro que mi experiencia en viajes ha sido mas en mi país y así es mas fácil. Pero tambien he aplicado eso cuando he viajado al exterior y siento que me transporto a otros mundos.

    Me gusta

    1. Hola @simancaslopez,
      entiendo lo que dices lo de dejarse sorprender… A nosotros nos gusta mucho llevarlo todo encajado (planeado por nosotros claro) y a pesar de eso, siempre surgen imprevistos que ya hacen que las cosas no sean tal y como las planeaste.
      Cuando pensamos en el nombre de la web nos dimos cuenta de que nosotros viajábamos un poco en contra corriente y por eso nos decantamos por “viajo como quiero”.
      Como tú bien dices, cada persona es un mundo y no tomos vivimos de la misma manera, por eso estoy de acuerdo contigo que lo importante es disfrutar de los viajes ( y ya de paso del momento) como cada uno le venga bien.

      Un places charlar contigo de nuevo!!!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s