VALENCIA (1º parte)

Hola a todos!

Hoy os traemos el Post de nuestra pequeña escapada a Valencia. Yo ya conocía la ciudad porque había estado hacía un año por trabajo, pero Isaac no y tenía muchas ganas de visitarla. Así que aprovechando que íbamos a Girona a visitar a la familia, decidimos hacer una parada antes para pasar por Valencia y quitarnos esa espinita que teníamos pendiente.

Así que sin enrollarme mucho más os voy a contar cómo organizamos está escapada.

Vuelo

Para llegar a Valencia desde Galícia, compramos un billete solamente de ida con Ryanair desde Santiago de Compostela. Como después de Valencia íbamos a seguir el viaje pasando unos días más en Girona, teníamos que llevar algo de equipaje, por lo que decidimos facturar una maleta pequeña de 10kg (esto no implicaba que tuvieras prioridad de embarque) y coger una prioridad de embarque (para poder llevar otra bolsa en cabina además del bolso de mano). Todo este lío de pasajes y opciones viene dado por la nueva política de Ryanair, que si no quieres liarte mucho con este tema, te aconsejamos que cojas directamente prioridad de embarque y así podrás llevar el equipaje de siempre, como se venía haciendo con Ryanair (una bolsa  o maleta pequeña de viaje y un bolso o mochila pequeña en cabina). El precio total del billete de ida para dos personas fue de 50,23 euros. El vuelo fue de una horita, por lo que es super rápido y cómodo.

dav

Fotos aéreas de la Albufera

oznor

Fotos aéreas de la Albufera

Traslado Aeropuerto al centro de Valencia

Cuando llegamos al aeropuerto de Valencia decidimos optar por la opción del metro para llegar al centro de la ciudad. Creo que es la opción más barata y la verdad es que en apenas veinte minutos estás en Valencia centro. El billete por persona y por un trayecto de ida es de 4,40 euros por persona. Como nuestro alojamiento estaba en el barrio del Carmen, tuvimos que bajar en la estación de Ángel Guimerà y caminar unos 7 minutos aproximadamente hasta nuestro alojamiento.

Las murallas

De camino al hotel nos encontramos con parte de las murallas que rodean la ciudad de Valencia. Entre el siglo XI y mediados del siglo XX Valencia siempre estuvo protegida por una fuerte muralla. La muralla fue construida por los árabes cuando vivían en Valencia, concretamente por el rey taifa Abd al-Aziz. La zona protegida por la muralla se llamaba Ciutat Vella y la estructura de la ciudad estaba marcada por varios círculos concéntricos cuyo eje central era el Miguelete (monumento que veríamos en nuestra visita a la ciudad).

Alojamiento

El alojamiento por el que optamos en Valencia fue un apartamento. Como nos gustó tanto la experiencia que vivimos en Astorga (te dejo el link aquí para que le eches un vistazo al alojamiento de Astorga porque fue también muy chulo) pues queríamos repetir en Valencia también. El Apartamento se llamaba Teixidors de Palomar, situado en pleno Barrio del Carmen y muy céntrico. El precio por dos noches fue de 133.7 euros en un piso completo para nosotros (tenía dos habitaciones, por lo que tenía capacidad para 4 personas).  El apartamento estaba super completo, limpio y nuevo, la única pega es que no tenía ascensor y si hay gente que tiene limitaciones, este alojamiento puede se que no os encaje… Os dejo algunas fotos del apartamento a ver qué os parece:

 

Mapa de los lugares visitados hoy

rhdr

Mercado Central antes de llegar a la Lonja de la Seda

rhdr

Mercado Central antes de llegar a la Lonja de la Seda

rhdr

Mercado Central antes de llegar a la Lonja de la Seda

cof

Mercado Central antes de llegar a la Lonja de la Seda

 

 

Lonja de la seda

Lo primero que fuimos a visitar de Valencia fue la Lonja de la Seda por la proximidad a nuestro apartamento. El precio para poder entrar en este edificio declarado Patrimonio de la Humanidad en 1996 es de 2 euros por persona.

Este edificio fue construido como si se tratara de una catedral, pero para ser utilizado como espacio laico y terrenal. su principal función era la de realizar transacciones mercantiles, centrándose en aquel entonces en el negocio de la seda, principal industria de la ciudad en el siglo XV.

Lo más conocido de la Lonja de la seda y por lo que todos vamos a visitarlo, es el salón columnario, famoso por sus 24 columnas helicoidales que se abren al llegar al techo abovedado como si fueran palmeras. Esta sala es muy chula pero, sin duda, los que más nos impresionó fue el patio de los naranjos por su estilo gótico y esa presencia árabe que se siente por todos los lados.

rhdr

Lonja de la Seda

DCIM100GOPROGOPR1882.JPG

Lonja de la Seda

rhdr

Lonja de la Seda

fbt

Lonja de la Seda

rhdr

Lonja de la Seda

dav

Lonja de la Seda

DCIM100GOPROGOPR1888.JPG

Lonja de la Seda

oznor

Lonja de la Seda

cof

Lonja de la Seda

DCIM100GOPROGOPR1896.JPG

Lonja de la Seda

Plaza Redonda

Cuando salimos de la Lonja de la Seda fuimos caminando hacia el centro y a unos metros nos encontramos con esta plaza tan típica y peculiar de Valencia. Como cuando fuimos era una fecha cercana a las fiestas de Navidad, la plaza estaba llena de puestecillos (aunque creo que estos puestos están todo el año pero no estoy 100% segura…) con productos artesanales: encaje, ropita de bebé hecha a mano, alguna joyita artesana… Si quieres hacer un regalo original en estos puestos seguro que podrás encontrar algún regalo especial.

cof

Plaza Redonda

cof

Plaza Redonda

Orxata y Fartons

Después de visitar la Lonja de la Seda nos fuimos directamente a la Horchatería Santa Catalina, una de las más antiguas de la ciudad. Como ya era la hora de merendar, ¡qué mejor lugar para probar la horchata valenciana! Nos pedimos una orxata, tres fartons y un café con leche. El precio de todo fue de 7,95 euros. Isaac, que es un especialista en horchatas, considera que estaba muy rica, por lo que si estáis por el centro de la ciudad os recomendamos está horchatería.

 

Plaza de la Reina

Cuando terminamos de merendar, fuimos a la Plaza de la Reina, ya que estaba justo ahí mismo, al lado de la Horchatería Santa Catalina.  Esta plaza es el centro neurálgico del casco histórico, llena de horchaterías y chocolaterías, además de ser una de las plazas más chulas de la ciudad, según nuestro criterio. Como era de noche, no hicimos  fotos, pero en nuestro siguiente post os la mostraremos con detalles, don’t worry!

Catedral de Valencia

Justo pegado a la Plaza de la Reina se encuentra la Catedral de Valencia. Aunque teníamos planeado la visita a la catedral para dentro de dos días (por temas de horarios ya no llegábamos a la visita del museo de la catedral) decidimos entrar igualmente en la catedral para echar un vistazo rápido. Como estaban celebrando el culto, apenas dimos una vuelta por su interior y nos fuimos. Si no quieres pagar entrada por ver la catedral, el momento del culto es el mejor para visitarla, ya que la entrada es gratuita y puedes hacer fotos sin molestar a nadie, ya que la misa la hace en una de las capillas laterales.

rhdr

Catedral de Valencia

mde

Catedral de Valencia

Plaza de la Virgen

De la Catedral fuimos a la Plaza de la Virgen, que está a un minuto a pie. En esta amplia plaza se encuentra la Basílica de Nuestra Señora de los Desamparados. Esta iglesia no la conocíamos y tampoco teníamos pensado visitarla, pero la chica de la recepción de los apartamentos nos recomendó que la visitáramos ya que es considerada la 2° Capilla Sixtina, después del Vaticano claro y la verdad es que sí que es muy chula. El problema es que cuando llegamos también estaban celebrando misa por lo que ese día no pudimos sacar una foto, pero antes de irnos de la ciudad volvimos para poder tener una foto y que la pudierais ver:

rhdr

Plaza de la Virgen

rhdr

Plaza de la Virgen

Valencia modernista

Después de visitar la Basílica de Nuestra Señora de los Desamparados decidimos perdernos por el centro de la ciudad. Perdiéndonos por las calles de Valencia fuimos testigos de la Valencia modernista, de la que tanto leímos antes de llegar. No sé si los sabéis pero Valencia posee el mayor volumen de obras modernistas de España (más que Barcelona), ya que la burguesía y la clase política del momento se decantaron por este estilo. El modernismo se plasman en muchos de sus edificios como el mercado central, Ayuntamiento, estación del norte, mercado de Colón…

rhdr

Valencia

rhdr

Valencia

Plaza de Toros Valencia

Sin darnos cuenta, llegamos hasta el centro comercial  de Valencia, donde se encuentra la Plaza de Toros. Esta plaza se inauguró en 1860 con estilo neoclásico, con formas de los coliseos romanos, con 384 arcos exteriores del mismo tamaño. Al ser Navidad pudimos entrar a visitarla, ya que habían montando un mercadillo navideño con food trucks. He de deciros que estaba muy ambientado.

rhdr

Plaza de Toros de Valencia

Estación del Norte

Al salir de la Plaza de Toros nos fuimos a visitar la famosa Estacion del Norte, situada en lo que antiguamente eran los extramuros de la ciudad. La estación de tren me gustó mucho porque está muy bien conservada y su estilo modernista te traslada directamente a otra época. No sé porqué pero las estaciones de tren y los mercados creo que son lugares de visita obligada para nosotros, ¡nos gustan mucho!

rhdr

Estación del Norte

cof

Estación del Norte

fbt

Estación del Norte

rhdr

Estación del Norte

Plaza del ayuntamiento

De la estación nos fuimos caminando hasta la famosa y conocida a nivel nacional, Plaza del ayuntamiento. He de deciros que es muy bonita y como ya había anochecido estaba muy bien iluminada. La plaza está ocupada por edificios de diversos estilos que dan una imagen heterogénea de la vida de Valencia. Entre todos esos edificios el que más nos gustó fue el edificio de correos, todavía en uso y con plena actividad.

rhdr

Plaza del Ayuntamiento

rhdr

Plaza del Ayuntamiento

De regreso al apartamento seguimos dejándonos llevar por dónde las calles nos guiaban…

Como no habíamos comido mucho ese día decidimos cenar en un restaurante vegetariano que había en la zona del Carmen. El restaurante al que fuimos se llamaba Khambu y fue uno de los que  más nos llamó la atención. Nos decantamos por él por su oferta vegana y llena de vegetales, siendo el plato estrella la gran variedad de hamburguesas vegetarianas que tenía. Por lo que nos pedimos un par de hamburguesas para cenar, obviamente. Lo que más me gustó es que tenían pan integral para las hamburguesas, algo que no suele haber en la mayoría de los restaurantes (todo esto y más lo aprendimos gracias a María Pérez, nuestra nutricionista). El precio fue de 20,60 euros los dos y nos gustó mucho, sobre todo porque nos sentó genial.

 

Y de esta manera terminamos la primera tarde en Valencia.

 

Video de los lugares visitados hoy

Espero que os haya gustado nuestro post y que sobre todo os haya ayudado a preparar vuestro viaje. Lo que os decimos siempre, si tenéis alguna duda o queréis saber un poco más en detalle alguna cosa, poneros en contacto con nosotros.

Muchas gracias por seguirnos en nuestras redes sociales, visualizar nuestros post, compartir todo nuestro material… ¡GRACIAS! ¡Gracias porque nos animáis a seguir trabajando!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: