INDONESIA: Mount Bromo

¡Hola a todos!

Hoy os quiero explicar la primera parte del último viaje que hicimos Isaac y yo. Nuestro último viaje fue un pupurri de países, una mezcla de emociones y vivencias por Dubai, Singapur, Malasia e Indonesia. Pero para que no sea demasiada información de golpe la iré desglosando poco a poco y por días. (Si quieres ver todo el viaje completo, puedes ir al post 21 Días por Dubai, Singapur, Malasia e Indonesia).

En este post nos vamos a centrar en Indonesia un país que Isaac tenía muchas ganas de visitar y a mí me sorprendió gratamente.

DÍA 3 : Yogyakarta – Surabaya

Después de que el día anterior visitáramos el templo Borobudur, amanecimos bastante pronto porque teníamos que coger un vuelo a las 09:00 con destino Surabaya. Todo fue según lo esperado: nos levantamos, fuimos a desayunar, el personal del hotel nos hizo el traslado al aeropuerto tal y como habíamos contratado (precio 7,5 euros) pero nuestra sorpresa fue buena cuando llegamos al aeropuerto y nuestro vuelo estaba cancelado sin previo aviso.

Este vuelo lo habíamos contratado con la compañía Wings Air de Indonesia, una compañía considerada de confianza para nuestro gobierno ya que no se encuentra en la famosa lista negra de compañías peligrosas para volar (aunque, aún y así, de dudosa fiabilidad). El precio fue de 40 euros por persona y habíamos cogido ese vuelo en concreto porque a nuestra llegada a Surabaya tendríamos que hacer un trayecto de 4 horas hasta llegara a nuestro destino: el volcán Bromo. Sin embargo, debimos de ser los únicos pasajeros para ese vuelo que cuando llegamos a la ventanilla de facturación nos dicen que se ha cancelado y se quedan tan anchos. Os podéis imaginar nuestras caras de asombro… Yo ya me iba a poner un tanto alterada con la azafata cuando Isaac me dio un toque de aviso para que me calmara ya que no estábamos en un país en el que eso nos fuera a favorecer y que necesitábamos volar con ellos para no perder el dinero y llegar finalmente a Surabaya.

Hablando e insistiendo, nos dijeron que volábamos en el vuelo de las 16:00 (lo que nos causaría un retraso muy grande haciendo que llegáramos a Surabaya a las 23:00, lo que nos provocaría un gran cansancio porque nuestra excursión al Bromo ¡empezaba a las 02:00 de la mañana!) pero al menos teníamos vuelo. Otra de las cosas con la que también tuvimos que lidiar, pero que ya fue el menor de nuestros problemas, fue con el equipaje. Esta compañía solamente permite facturar 10kg de equipaje con la compra del billete y si quieres llevar más peso, tienes que pagar en efectivo en la ventanilla de facturación un recargo (on line y de forma previa no se puede hacer). Afortunadamente, nuestro exceso de equipaje que eran como 20-25kg a mayores entre los dos, solamente nos costó 20 euros.

Gracias a que teníamos la siguiente excursión contratada que incluía el traslado desde el aeropuerto de Surabaya al volcán, pudimos hablar con el conductor, Dharma, para explicarle la situación. Dharma nos estuvo esperando desde las 08:00 hasta que llegamos a las 17:30 de la tarde. Fue toda una suerte que esto sucediera.

Por lo que, con todo el tema arreglado (vuelo, traslado, …) solamente nos tocaba esperar como 9 horas tirados en aquel aeropuerto tan básico que apenas tenía asientos para la espera. Lo que sí tenía era wifi, por lo que estuvimos entretenidos toda la mañana. Para comer, pues también era todo muy básico, ya que los locales eran muy poco serios para estar en un aeropuerto (al igual que el personal).

Cuando llegó nuestra avioneta fuimos las personas más felices del mundo, pero más lo fuimos cuando llegamos a Surabaya y recogimos nuestro equipaje al completo.

sdr
Nuestra avioneta

Dharma nos recogió y enseguida nos pusimos en marcha camino al Mount Bromo. La excursión al Volcán Bromo la contratamos con Viator y constaba de: traslado del aeropuerto de Surabaya al volcán, visita al volcán en 4×4 con desayuno y guía que te acompañaba todo el rato y conductor, visita privada y traslado de nuevo desde el volcán hasta el aeropuerto de Surabaya o la ciudad de Banyuwangi. Nosotros elegimos el traslado a Banyuwangi, ya que en esa ciudad teníamos reservada otra actividad, pero esta os lo cuento en el post siguiente. Por si queréis hacer la reserva directamente a la compañía que se encargó de todo es Java Exotica o si queréis contactar directamente con Dharma a través del correo electrónico infojavaexotica@gmail.com o el Whatsapp + 6281 331 2233 23. El  precio de la excursión fue de 160 euros por persona, algo caro, pero fue lo más económico que pudimos encontrar (alojamiento a parte).

Después de 4 horas en coche Dharma nos dejó en nuestro alojamiento Bromo Terrace Hotel. Un alojamiento que nos gustó mucho porque era nuevo y las habitaciones eran cabañitas con vistas a la montaña. La pena fue que, debido al retraso, no pudimos disfrutar mucho de ella. La gente normalmente no suele reservar en esta zona el alojamiento ya que está un poco alejada de la zona del volcán y eso conlleva madrugar más, sin embargo, nosotros lo preferimos porque los hoteles más cercanos al volcán son muy básicos y nos apetecía estar cómodos. El precio fue de 60 euros la noche con desayuno incluído y nos dio mucha pena no estar más tiempo en el hotel.

DÍA 4 : Mount Bromo -Banyuwangi

Después de haber dormido cuatro horas, por decir algo… (Al lado del hotel había una mezquita que al ser Ramadán estuvieron llamando al rezo toda la noche y no nos dejaron dormir) nos encontramos con Dharma de nuevo que nos presentó a Heri, que sería nuestro guía y a nuestro conductor. Medio dormidos y agotados nos subimos en el Jeep 4×4 listos para empezar la aventura.

Tardamos aproximadamente una hora en llegar a la zona mejor situada para ver el amanecer. Aparcamos el Jeep y Heri nos llevó a uno de los puestos montados para los turistas a tomar algo caliente. No os he comentado que en esta zona, aunque estemos en Indonesia, las temperaturas por la noche rondan los 13° por lo que el frío se nos metía dentro del cuerpo.

Tomamos un chocolate caliente con plátano frito mientras charlamos con Heri y nos íbamos conociendo más. No podemos estar más contentos con él, un chico muy amable, risueño y alegre, sin duda entrañable.

Una vez se acercó el amanecer Heri nos llevó a un punto estratégico y vacío de turistas para que el amanecer fuera más íntimo y tranquilo. Tuvimos que subir una pequeña montaña empinada para alcanzar este lugar, algo que fue duro debido a nuestro cansancio, pero valió la pena.

El amanecer fue una pasada, sobre todo porque en frente teníamos la caldera del volcán Bromo, humeando. Aunque estábamos cansados sin duda fue inolvidable porque aquello sí que muy poca gente se atrevía a hacer por lo lejos que estaba de todo (ya visteis lo que nos costó llegar). Os dejo unas fotos del amanecer para que apreciéis esa belleza que os comento:

10-07738
Mount Bromo
10-07754
Mount Bromo
10-07717
Mount Bromo
DCIM100GOPROGOPR0675.JPG
Heri, nuestro guía
DCIM100GOPROGOPR0694.JPG
Mount Bromo
DCIM100GOPROGOPR0699.JPG
Nosotros alucinando con el paisaje y el amanecer

Después de ver el amanecer bajamos a la falda del volcán para hacernos algunas fotos. Heri y el conductor eran todos unos expertos fotógrafos y nos hicieron estas fotos maravillosas.

sdr
Valle del Monte Bromo
burst
Valle del Monte Bromo
DCIM100GOPROGOPR0703.JPG
Valle del Monte Bromo

Cuando terminamos la sesión fotográfica empezamos el ascenso al cráter del volcán Bromo. No es un trekking muy cansado, pero yo sin duda estaba echa polvo. Por lo que hice algo que no suelo hacer y es ser un poco vaga. Mucha gente local se ofrecía a llevarte a caballo hasta casi la cima para que no tuvieras que cansarte demasiado y dejaras la energía para subir los 200 escalones que hay hasta el cráter y eso fue lo que hice yo. No recuerdo cuánto me costó pero aproximadamente cinco euros, vamos que no me lo pensé y me subí al caballo. Isaac por su parte se quedó con Heri y fueron caminando, son unos campeones.

sdr
Preparados para subir
cof
Subiendo al volcán
10-07787
Monte Bromo

El último tramo de los 200 escalones es duro porque el volcán se encuentra a una cierta altitud y claro, nosotros que vivimos al nivel del mar lo notamos mucho. Pero bueno, sin prisa pero sin pausa llegamos al cráter.

Estar allí viendo como un volcán expulsa nubes de humo es una pasada. Es una de las cosas que no sabes hasta que las vives. Nosotros nos quedamos en la zona habilitada sin más, pero había gente (muy poca) que hacía una ruta circular por el borde del cráter, algo que nosotros consideramos peligroso e innecesario.

cof
Mount Bromo
DCIM100GOPROGOPR0730.JPG
Mount Bromo

Después de la caminata de descenso nos llevaron de regreso al hotel. Básicamente lo que hicimos fue desayunar, pegarnos una ducha y subir al coche de Dharma que nos estaba esperando para llevarnos a Banyuwangi, unas 7 horas aproximadamente. Os dejo fotos del desayuno porque nos encantó!

El viaje fue bien, lleno de contrastes: atravesando montañas, pueblos, aldeas, siguiendo la línea de costa… Y todo con la emoción de la conducción javanesa…

A mitad de camino paramos a comer en un restaurante situado en la orilla del mar y he de decir que ¡la comida estaba deliciosa! ¡Qué bien me supo! Dharma supo llevarnos a un buen lugar.

cof
Entre Mount Bromo y Banyuwangi, en un pueblo perdido de la costa de Java
cof
Entre Mount Bromo y Banyuwangi, en un pueblo perdido de la costa de Java
cof
Entre Mount Bromo y Banyuwangi, en un pueblo perdido de la costa de Java

Después de 4 horas más de viaje llegamos a la ciudad concurrida de Banyuwangi, la última ciudad de la isla de Java antes de cruzar a Bali. Aquí nuestro hotel fue el Hotel Santika y el precio por noche y desayuno fue de 42 euros para dos personas. El hotel estaba perfecto tanto por las instalaciones como por la comida.

Nos despedimos de Dharma y quedamos en que nos recogería al día siguiente para acompañarnos al ferry. Este fue un detalle suyo personal con nosotros, ya que su trabajo había finalizado al dejarnos en el hotel, sin embargo, es tal la amabilidad que esta gente ofrece que te regalan detalles como este.

Espero que os haya gustado el post y que os haya ayudado a planear vuestro viaje. Cualquier duda que tengáis no dudéis en escribirnos por cualquiera de nuestras redes sociales.

Muchas gracias por seguirnos y apoyarnos a seguir trabajando.

¡Besos!

 

 

4 comentarios sobre “INDONESIA: Mount Bromo

  1. A nosotros nos pasó lo mismo con el vuelo! Lo teníamos que coger a las 16 horas y de repente apareció como “delayed” en la pantalla. Fuimos a preguntar al mostrador, ventanilla, pero nadie nos decía nada! Tampoco es que la chiquilla que estaba en mostrador hablase mucho inglés… El vuelo lo pudimos coger a las 22h y gracias a que un buen hombre indonesio hablaba inglés pudo hacer de intermediario entre nosotros y la persona del mostrador y nos ayudó bastante, incluso nos ofreció algunos dulces que había comprado para la familia… Menos mal que queda gente buena! Eso sí… Llegamos tarde, más el trayecto hasta el hostal cerca del Bromo… Parecía que estábamos de resaca habiendo dormido 1hora y media!! Pero mereció la pena!!

    Me gusta

    1. Hola Marivi! Vamos que nos pasó prácticamente lo mismo!… El retraso, la desinformación, la falta de establecimientos decentes para comer y aún encima el cansancio hasta el Bromo. Toda una aventura verdad? Pero sí estoy totalmente de acuerdo contigo que merece la pena porque Bromo es una maravilla natural. Me encanta que te hayas animado a escribirnos porque nos gusta mucho conoceros. Un beso enorme Marivi y aquí estamos para lo que necesites, charlar de viajes, compartir experiencias, ideas… UN PLACER!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s