MALASIA (1º parte)

¡Hola a todos!

Hoy os quiero explicar la primera parte del último viaje que hicimos Isaac y yo. Nuestro último viaje fue un popurrí de países, una mezcla de emociones y vivencias por Dubai, Singapur, Malasia e Indonesia. Pero para que no sea demasiada información de golpe la iré desglosando poco a poco y por días. (Si quieres ver todo el viaje completo, puedes ir al post 21 Días por Dubai, Singapur, Malasia e Indonesia).

Concretamente, vamos a centrarnos en Malasia un país desconocido por muchos pero a la vez famoso por su icono mas representativo: Las Torres Petronas.

 

DÍA 1: Llegada a Kuala Lumpur y reencuentro con una gran amiga

 

Salimos por la mañana de Singapur con destino Kuala Lumpur. Al igual que a la ida, nos vinieron a recoger la gente de Tour East, un traslado privado al aeropuerto que habíamos contratado con Viator. El precio fue el mismo que en el otro trayecto 20,78 euros por persona.

El trayecto fue muy corto, creo que 30 minutos, pero no puedo deciros que siempre sea así ya que nosotros salimos a primera hora de la mañana del hotel, por lo que no sé  si esa no era la hora punta o qué… Al llegar al aeropuerto nos impresionó lo moderno que era y todo el procedimiento de facturar maletas, aduanas y control policial lo hicimos en 30 minutos y tened en cuenta que hacíamos un vuelo internacional… (si queréis saber cómo era el aeropuerto de moderno y la locura que allí hicimos, os recomiendo que le echéis un vistazo al diario de viajes).

El vuelo lo contratamos con Air Asia y nos costó 51,95 euros por perona, un precio muy competente para un vuelo internacional.

Después de un vuelo de 1 hora, llegamos al aeropuerto de Kuala Lumpur. Nada más bajar del avión ya notas la diferencia entre los dos países. Malasia es un país mucho más humilde y pobre que Singapur y ese cambio está presente en todos los acabados del aeropuerto.

Mientras esperábamos el equipaje, Isaac hizo el cambio de divisas en uno de las oficinas que allí había, ¡pero no recordamos el nombre! Pero no os preocupéis que la veis sin problema.

Como teníamos también contratado el traslado del aeropuerto al hotel en coche privado, no tuvimos problema para llegar al centro de Kuala Lumpur. La reserva la hicimos a través de Viator aunque la empresa que nos vino a recoger fue Tour & Incentive Travel, por si queréis contratar el servicio con ellos. El precio fue de 25 euros por persona y es un trayecto de una hora o una hora y media dependiendo del tráfico. El servicio fue muy bueno y el conductor una caja de sorpresas, pero lo dicho, si queréis conocer las historias que nos contó os recomiendo que leáis el diario de viajes, os va a impresionar la vida de este hombre.

En Kuala Lumpur nos alojamos en el hotel Impiana KLCC, un hotel que estaba muy bien aunque nuestra habitación no era muy moderna. He de deciros que nuestra amiga Vera, que también se alojó en el hotel, reservó otro tipo de habitación y sí que tenía un mobiliario más actual, solo para que lo sepáis por si preferís una opción más moderna, el precio por noche con desayuno incluído fue de 43.47 euros. Os dejo unas fotos para que lo valoréis por vosotros mismos.

Como nuestra amiga llegaba en unas horas a Malasia desde un vuelo procedente de Melbourne decidimos aprovechar el poco tiempo que teníamos allí para descansar y darnos un baño en la piscina tan chula que tenía el hotel.

DCIM100GOPROGOPR0333.JPG

Piscina Impiana KLCC

DCIM100GOPROGOPR0370.JPG

Piscina Impiana KLCC

sdr

Piscina Impiana KLCC

Con un poco de retraso de lo previsto nos reecontramos con Vera en el hotel, fue un reencuentro muy especial porque llevábamos dos años sin vernos… Como ya era la hora de cenar, nos fuimos caminando hasta la zona comercial situada detrás de nuestro hotel, concretamente fuimos al centro comercial Pavilion. Comimos en un restaurante vietnamita, creo, y el precio no lo recuerdo porque nos invitó ella así que aquí no puedo seros de mucha ayuda, aunque fue bastante barato… De todos modos, la emoción del momento apenas me dejó sacar fotos, simplemente nos dejamos llevar.

 

DÍA 2: Batu caves, elephant sancturary and fireflies

Nuestro segundo día en Malasia lo íbamos a pasar haciendo un day tour por las Batu Caves, Elephant Sanctuary and Fireflies la excursión la contratamos con Get Your Guide porque salía más barato, aunque fue algo caro igualmente, 100 euros por persona.

Nos vinieron a recoger puntuales, pero al ser un tour privado el guía vino en su coche personal. Os lo comento porque no vino con una furgoneta o algo por el estilo. El conductor no nos explicó mucho sobre el tour, pero era agradable y como os comento, Malasia fue otro mundo completamente diferente a los días anteriores.

La primera parada que hicimos fue en las Batu Caves, situadas a 15km del centro de Kuala Lumpur y es muy conocida porque tiene una estatua de Murugan, una deidad hindú dorada y se considera la segunda estatua hindú más alta del mundo.

10-07197

Batu Caves

10-07202

Batu Caves

Para acceder a las cuevas tienes que subir aproximadamente 272 escalones y después te adentras finalmente en la cueva que es dónde se encuentran los templos. Lo más curioso de estas cuevas es que están habitadas por macacos que sobreviven gracias a la comida que roban de los turistas o que los turistas les dan.

10-07225

Batu Caves

10-07210

Monos macacos Batu Caves

 

 

Después de una paradita en las Batu Caves, nos dirigimos a las Genting Highlands, que es dónde se encuentra el Elephant Sanctuary. Llegar nos llevó 2 horas en coche y he de deciros que fue algo cansado. Lo mejor del viaje fue cuando dejamos la carretera principal y nos adentramos más en las zonas rurales. Aquí pudimos ver cómo vivía realmente la gente de Malasia, de una forma muy humilde por cierto.

10-07391

La auténtica Malasia

10-07393

La auténtica Malasia

Antes de entrar en el santuario comimos en un local que allí había. La comida estaba incluída en el tour por lo que no tuvimos que preocuparnos por pagar. He de decir que la comida me gustó mucho porque era muy sabrosa, aunque simple: pollo con noodles de arroz, lo malo es que ¡se me olvidó sacar fotos de la comida!

Una vez terminamos de comer, fuimos al baño de las instalaciones para cambiaranos y ponernos el bañador. La excursión incluía el baño de elefantes en el santuario, sin embargo la experiencia no fue como imaginamos.

Antes de ver los elefantes nos mostraron un vídeo en el que pudimos ver cómo los capturaban. En teoría explicaban que lo hacían porque debido a las plantaciones masivas de palmeras para el aceite de palma, el terreno de los elefantes se veía invadido y esta organización guvernamental los recogía y les daba un hogar. Pero lo que vimos en el vídeo nos revolvió todo por dentro y nos hizo plantearnos qué hacíamos allí. Fue un shock para la mente, los pocos medios que tenían para cogerlos, el sufrimiento tan grande al que sometían a los elefantes al ser capturados y que finalmente llegaban casi muertos al santuario… no sé, no nos gustó.

Después nos llevaron a ver a los elefantes y a darles de comer, que sí hicimos pero ya no teníamos buen cuerpo. Vimos como los bañaban y también como nos hacían un show, lo que terminó de hacernos sentir peor. En teoría decían que les mandaban hacer estas acciones para que fuera más sencillo tratarlos cuando estaban enfermos, pero yo ya no me creía nada. Fue algo que nunca había sentido antes, fue como si al ir allí se hubiera abierto la caja de pandora.

10-07314

Elephant Sanctuary

10-07318

Elephant Sanctuary

10-07372

Elephant Sanctuary

10-07365

Elephant Sanctuary

10-07349

Elephant Sanctuary

Obviamente ya no quisimos bañarnos con ellos por lo que decidimos irnos antes de que terminara la excursión. Fuimos a junto nuestro conductor y le dijimos que queríamos irnos al siguiente punto de la excursión. He de deciros que el conductor no entendía nada, le costó de entender el porqué de nuestra reacción, pero no puso ningún impedimento ni tampoco intentó convencernos.

De nuevo, tuvimos que hacer un viaje de 2 horas de regreso, pero como habíamos terminado antes de tiempo la actividad de los elefantes nos llevó a un mirador, Melawati Hill, desde dónde se podía ver el mar y que aún encima estaba lleno de monos. En este lugar había de dos clases: macacos de cola larga y monos de hoja plateada, estos últimos más amigables que los macacos.

10-07414

Macaco de cola larga

10-07413

Monos de hoja plateada

10-07419

Macacos de cola larga

En la última parte del tour nos llevó a Bukit Melawati, un lugar de fin de semana para los malayos, para disfrutar de una cena de mariscos, pescado y arroz. Lo mejor de la cena para mí fueron las vistas, ya que el restaurante era flotante y estábamos literalmente encima del río.

10-07451

Bukit Melawati

10-07467

Restaurante Flotante

10-07472

Restaurante Flotante

10-07469

Bukit Melawati

Después de la cena nos subimos en una barca que nos llevó río arriba para poder observar, cuando oscureciera, las luciérnagas. Desgraciadamente no podíamos hacer fotos con flash y las fotos que hice no se aprecia para nada aquel espectáculo, así que os paso un link para que os hagáis una idea de lo que vimos nosotros. Literalmente era como si vieras un árbol de navidad pero hecho por la naturaleza, algo muy curioso y que no se puede apreciar en muchos sitios.

10-07492

En busca de Fireflies río arriba

10-07512

En busca de Fireflies río arriba

Y con esta actividad finalizamos el día. Regresamos a la ciudad y descansamos para la actividad que teníamos planeada para el día siguiente.

Espero que os haya gustado el post y que os haya ayudado a planear vuestro viaje. Cualquier duda que tengáis no dudéis en escribirnos por cualquiera de nuestras redes sociales.

Muchas gracias por seguirnos y apoyarnos a seguir trabajando.

¡Besos!

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: