TAILANDIA: Chiang Mai

¡Hola a todos!

Continuando con el post anterior que publicamos hace un tiempo, (Post Tailandia: Bangkok) continuamos el viaje por este fantástico país. Ese día nos tocaba marcharnos a Chiang Mai! El sitio de entre todos lo que íbamos a visitar del que tenía más ganas de conocer.

DÍA 09/01/18

El traslado del hotel al aeropuerto ya lo teníamos contratado. Comentar que en todo el viaje a Tailandia ya contratamos los traslados entre aeropuertos y hoteles con la agencia, y fue siempre muy bien, superpuntuales, los vehículos eran nuevos y con aire acondicionado y nos coincidió en muchas ocasiones ir nosotros solos, y aunque los chóferes que nos tocaron no hablaban inglés, con el bono que nos habían dado en la agencia, no tuvimos ningún problema en ninguna ocasión. Eso sí, programan los traslados con bastante margen por lo que luego en el aeropuerto te toca esperar, lo cual considero que es esencial, dado el tráfico que hay en Tailandia.

El vuelo de Bangkok a Chiang Mai con Air Asia tenía la salida a las 13:45 y llegada a las 15:00. Con respecto a Air Asia, comentar que son aviones que están bien, similares a Ryanair, y que para trayectos cortos como este vas cómodo.

Desde el avión, ya llegando a Chiang Mai, pudimos ver un poco el paisaje de esta zona del país, muy verde y montañoso, la cosa prometía!

Una vez en tierra, ya en la salida del aeropuerto, nos estaban esperando para el traslado al hotel. En esta ocasión, además del chofer, nos vino a recibir una guía local muy simpática, que aprovecho el viaje para explicarnos un poco las actividades que podíamos hacer durante nuestra estancia allí. Como nosotros ya teníamos todo mirado no le contratamos nada, aún así, nos dejó su móvil por si teníamos algún problema durante nuestra estancia.

El hotel en el que nos íbamos a quedar era el Hotel Chiang Mai Plaza Hotel. Es un hotel de estilo muy oriental, tiene una entrada muy bonita, así como unas instalaciones exteriores que están muy bien. El desayuno puedes tomarlo en unas mesas en el exterior, y también tienen una piscina con hamacas, que está muy bien. Las habitaciones se ven antiguas y básicas, pero en general tengo que decir que estuvimos a gusto en este hotel.

Ese día solo disponíamos de la tarde, así que decidimos ir a dar una vuelta por la ciudad por nuestra cuenta. Como el hotel estaba céntrico fuimos andando. Me sorprendió bastante esta ciudad, porque no me dio la sensación de ciudad en ningún momento, son todo casas bajas y no hay edificios altos como en Bangkok.

Lo primero que hicimos fue comer, paramos en el primer sitio que vimos, y como siempre comimos genial. Supongo que habrá sitios en los que se coma mal, pero no fue nuestro caso, siempre fuimos a sitios normalitos y de gente local y nos resultó genial.

Tras la comida, el paseo que hicimos fue un poco improvisado, aunque habíamos cogido un plano en el hotel, no le hicimos mucho caso la verdad, esa tarde era toma de contacto. Y lo que nos encontramos nos sorprendió mucho. Chiang Mai es una ciudad llena de templos budistas, allí me dio la impresión que el budismo se vive de forma más intensa que en otros sitios. Hay muchos monjes por la calle y en los templos, se ven muchos niños también, según nos explicaron tienen una formación obligatoria como monjes.

btyP1050883bty

Según íbamos caminando íbamos entrando en los sitios que nos encontrábamos, de lo que más me gustó fueron dos templos, que en sí no eran espectaculares, pero el lugar tenía algo especial, además apenas había turistas.

P1050914P1050895P1050927P1050921

Después de nuestro paseo, cogimos un tuk tuk para ir al mercado nocturno, estábamos un poco perdidos y no sabíamos a qué distancia podía estar. El mercado nocturno de Chiang Mai está claramente orientado a los turistas, hay infinidad de puestos callejeros donde si quieres comprar recuerdos, os lo recomiendo, porque hay de todo y a buen precio! Eso sí, obligado el regateo.

bty

P1050956P1050953P1050950

Dentro del mercado también hay mercados de comida donde comer, así como bares donde tomar algo. Eso fue lo que hicimos para terminar el día.

 

DÍA 10/01/18- DÍA EN CHIANG MAI

 

Nuestro primer día completo en Chiang Mai. Este día habíamos contratado una excursión con una empresa local que regenta un español, Guía en Tailandia, la excursión incluía Doi Suthep-Tiger Kingdom-Chiang Mai, en total, nos costó 6400 bats a los dos (sin incluir las entradas al Tiger Kingdom), las críticas en el TripAdvisor eran buenas y aunque resultó un poco caro, valió la pena porque vimos muchas cosas en un solo día, además la guía hablaba español y como era una excursión en la que solo íbamos nosotros, la pudimos hacer un poco a la carta y vimos más cosas de las que en principio estaban contratadas.

Nuestra guía se llamaba Uma, la verdad es que congeniamos muy bien con ella, era muy simpática y nos explicó un montón de cosas y costumbres de esa zona del país.

La primera parada fue un mercado local, el de Warorot, allí pudimos explorar lo que realmente forma parte de la cesta de la compra tailandesa…lo que más me sorprendió fue la cantidad de frutas deshidratadas de todo tipo que tienen, la famosas “algas deshidratadas” de sabores, que son todo un éxito, los gusanos envasados, y las serpientes, tortugas…etc que había para la venta.

bty

P1050971

Allí al lado está el barrio chino, por lo que aprovechamos para verlo y entrar en un templo, allí nos explicaron las diferencias entre estos templos y las distintas costumbres. Comentar que aquí me despisté y entré en el templo en pantalón corto y me vinieron a llamar la atención.

bty

P1050976btyP1050980

Después fuimos a ver el templo de plata “Wat Sri Suphan o “de los hombres”, en el que como su nombre indica es solo para hombres, no está permitida la entrada a mujeres, la verdad es que solo verlo por fuera merece la pena, aunque me hubiese encantado poder entrar…Después visitamos el Wat Sri Suphan, que se encuentra allí al lado y que también es realmente bonito y digno de visitar. En el mismo recinto nos enseñaron un taller donde trabajan el metal y nos explicaron la técnica que utilizan para hacer cosas tan impresionantes como las que te puedes encontrar en el templo de plata.

btyP1050982

Después de nuestra visita por la ciudad tocaba desplazarnos, así que aunque en principio nuestra excursión no lo incluía, nuestra guía nos comentó que si queríamos podíamos hacer la siguiente parada en el poblado de la mujeres jirafa. En principio no teníamos la idea de ir, pero la guía nos explicó que la gente que vive allí son refugiados de la antigua birmania y que el dinero de la entrada que te cobran, se lo dan a ellos. No sé, el caso es que al final nos decidimos a ir. La entrada creo recordar que eran unos 15 euros/persona. El poblado al que fuimos era pequeño, vivían varias familias, que por lo que vimos, viven del dinero que aportan los turistas en la entrada y de la artesanía que hacer y venden allí mismo. No sabría decir lo que me causó, por un lado, me gustó conocerlas, la guía las conocía y estuvimos charlando un poco, pero por otro, verlas con esos collares….me impresionó y no me gustó, me dieron pena, aunque luego allí te digan que lo eligen ellas…

P1060053

Nuestra siguiente parada era el Tiger Kindom, me encantan los animales y en especial los felinos, y aunque también teníamos reticencias sobre lo que nos podríamos encontrar en este lugar, no nos pudimos resistir, el tener la posibilidad de tocar a un tigre era un sueño para nosotros. Una vez allí, te das cuenta que es básicamente un zoo pero me sorprendieron para bien las instalaciones, me pareció que estaba todo muy limpio y que las parcelas donde están los animales no estaban del todo mal. Cogimos la entrada que incluía estar con los tigres pequeños y con el que llaman “Gigante”. Antes de entrar en su recinto te dan unas pequeñas pautas y siempre entras acompañado de sus cuidadores. Primero fuimos a ver a los pequeños, había dos cachorros, preciosos, pudimos tocarlos y verlos jugar entre ellos…fue impresionante, me encantó. Tras los pequeños nos tocaban los grandes. El entrar en la jaula y ver como se cierre la puerta tras de ti y tener enfrente dos tigres enormes, no lo puedo describir, es miedo, emoción, incredulidad, para mí fue una experiencia única y la recomiendo sin duda.

davdav

Tras esta experiencia y como ya era la hora de comer, aprovechamos para comer allí mismo. La comida allí es normalita, mucho mejor la de los sitios locales.

Después de esta parada la guía nos dijo que si queríamos podíamos ir a visitar a mayores un poblado Karen, como íbamos bien de tiempo no dudamos y allá nos fuimos! La carretera es la misma que para ir al Doi Suthep, pero hay que continuar un poco más. El camino hasta allí es estrecho y con muchas curvas, pero ya solo el paisaje del trayecto vale la pena. Una vez allí pudimos dar una vuelta por la aldea, nada que ver con el anterior poblado, las casas ya se veían un poco mejor, tenían más cosas….el entorno y vistas son una pasada. Hay muchas tiendecitas de artesanía Karen, trajes típicos, etc…. hasta alquilan los trajes por si te quieres hacer fotos con el puesto en los jardines de la zona.

davdavP1060166P1060183P1060185

La siguiente parada era el templo Doi Suthep, aquí ya había más turistas, comentar que me llamó la atención los pocos turistas que nos habíamos encontrado hasta ese momento. Este templo no te lo puedes perder, además de tener unas vistas magníficas de la ciudad de Chiang Mai, el templo es muy bonito, fue el que más me gustó de todo el viaje a Tailandia.

Terminaríamos sobre las 18:00, al llegar al hotel aún nos dio tiempo de disfrutar un rato de la piscina.

Y a la hora de la cena nos fuimos al centro a uno de los mercados nocturnos de comida y allí terminamos el día.

dav

 

DÍA 11/01/18

 

Este día nos tocaba una Excursión a un Campamento de Elefantes con la agencia Blue Elephant. Nuestra idea inicial era ir al Elephant Nature Park, pero los días que íbamos a estar ya estaba todo completo. Tras darles muchas vueltas y ver opiniones en Tripadvisor, nos decantamos por esta agencia porque tenía buenas valoraciones. En Tailandia y en especial en Chiang Mai hay multitud de ofertas para vivir experiencias con elefantes, unas incluyen espectáculos con ellos, paseos por el río, etc. y luego están las que están más en auge ahora mismo y que fue la que elegimos, que son más respetuosas con los elefantes y que se llaman “Elephant Care”, que básicamente se trata de pasar unas horas dándoles de comer, paseando con ellos pero sin montarlos y finalmente darte un baño con ellos.

Nos vinieron a buscar al hotel, íbamos nosotros solos con el conductor y nuestro guía, tengo que decir que aunque era muy majo, hablaba muy poco inglés, pero el suficiente para entendernos. El trayecto hasta la aldea fue largo, aproximadamente 2 horas, aunque como vas cómodo y el paisaje es realmente bonito, tampoco se hace muy largo. Eso sí, el tramo final hay que hacerlo andando, aproximadamente 15 minutos, porque la aldea está realmente aislada y no se puede acceder en coche.

Cuando llegamos allí nos impresionó el sitio, era en lo alto de una montaña, tan solo había una cabaña en la que vivía una familia Karen, que supuestamente eran los que cuidaban de los elefantes. Había tres elefantes, un macho, una hembra y su bebé de 3 años, que venían de dar un paseo. Enseguida nos pusimos la ropa que nos dieron para no ensuciar la nuestra, y les preparamos unas “golosinas” a los elefantes, a base de arroz, plátano y cereales, lo siguiente fue dárselas para establecer contacto, y vaya si lo establecimos, hasta besos nos daban! Después fuimos andando con ellos por el bosque, para terminar en el río ¡cepillándolos!

La experiencia creo que fue la mejor de todo el viaje, tengo que decir que tuvimos suerte porque lo hicimos solos y creo que si hay más gente, no podrás disfrutar tanto de ellos.

P1060192P1060226P1060440P1060355P1060344P1060302P1060289P1060281P1060251

Nos duchamos con agua bien fresquita para comer unos riquísimos platos que nos habían preparado, que también disfrutamos mucho debido al entorno y que teníamos las mejores vistas posibles, nuestros amigos los elefantes.

Cuando llegamos al hotel y tras descansar un poco en la piscina, nos decidimos por ir a un centro de masaje tailandés porque no nos queríamos ir de allí sin probarlo. Como no sabíamos muy bien a donde ir, porque en cada esquina hay un centro de masajes, miramos en internet y vimos el Srimantra Spa que estaba cerca de nuestro hotel y que tenía muy buenas opiniones. No es el típico centro tailandés, digamos que se ve más profesional, nos acercamos a preguntar y los precios no estaban mal, nos costó aproximadamente 20 euros/hora cada uno. Yo cogí el masaje aromático y mi novio el tailandés, vale mucho la pena, el sitio se ve profesional, es muy bonito y realmente sales relajado de allí.

Y aquí terminamos nuestro viaje a Chiang Mai, para mí fue la zona que más me gustó de las que visité en Tailandia, nos fuimos con pena de no poder disfrutar más tiempo en este maravilloso sitio. ¡La siguiente parada Phunket!

¡Espero que os haya gustado nuestro post! Muchas gracias por seguirnos y animarnos a seguir trabajando.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: