SINGAPUR ( 2º parte)

¡Hola a todos!

Hoy os quiero explicar la primera parte del último viaje que hicimos Isaac y yo. Nuestro último viaje fue un popurrí de países, una mezcla de emociones y vivencias por Dubai, Singapur, Malasia e Indonesia. Pero para que no sea demasiada información de golpe la iré desglosando poco a poco y por días. (Si quieres ver todo el viaje completo, puedes ir al post 21 Días por Dubai, Singapur, Malasia e Indonesia).

Concretamente, vamos a centrarnos en Singapur un país pequeñito pero lleno de vida y gastronomía.

DÍA 2: Visitando la parte moderna de Singapur

Este era el segundo día y último que pasaríamos en la ciudad. Singapur sería una parada cortita en nuestro viaje pero que, sin duda, nos encantó. Antes de empezar el día, bajamos a desayunar. Os quiero enseñar el desayuno de nuestro hotel, Pan Pacific Serviced Suites Beach Road, porque para nosotros es la comida más importante y contundente que hacemos en nuestros viajes y si este servicio no es bueno, nos cuesta mucho de valorar bien el alojamiento (quizá faltan fotos de algunos platos que con tanto comer nos olvidamos de hacer).

Después de un buen desayuno nos fuimos caminando hasta la zona llamada Gardens by the Bay, la más conocida de la ciudad. De camino, hicimos una pequeña parada en la Fountain of Welth considerada en 1998 como la fuente más grande del mundo. Se encuentra en los alrededores del centro comercial Sunntec City y es una estructura de bronce enorme desde dónde caen los chorros de agua. Se dice que si la rodeas tres veces te trae buena suerte… Nosotros no lo hicimos, ¡qué desastre somos!

3-024515.jpg

Fountain of Welth

He de deciros que la caminata hasta la zona de Gardens by the Bay estaba apenas a unos 20-25 minutos de nuestro hotel, pero el calor era tan agobiante a las 08:30 de la mañana que yo ya estaba chorreando. Creo que este viaje lo pasé sudando todo el rato.

Para llegar hasta la zona de los jardines tuvimos que cruzar el famoso puente Helix Bridge, un puente muy conocido en la ciudad y con una arquitectura impresionante.  Aunque es más impresionante cruzarlo de noche (a nosotros nos coincidió por la mañana), igualmente esta arquitectura te obliga a pararte y observarlo, porque es una maravilla.

06012016-DSC06736

Helix Bridge

Muy cerca del puente, a tan solo 5 minutos a pie, nos encontramos con el Flower Dome, el hinvernadero de cristal más grande del mundo en el 2005. La entrada combinada para el  Flower Dome y el Cloud Forest nos costó 17,50 euros/persona y la compramos con antelación. Este edificio tiene la particularidad de que no tiene columnas y simplemente se asienta sobre rejillas de acero que le dan la firmeza a la estructura. Y bueno, qué os puedo decir del interior… La exhibición de plantas, flores y árboles es impresionante. Aunque no te gusten mucho las plantas, te recomiendo que lo visites porque todo el conjunto hacen que sea algo que no vas a ver en ningún otro lugar del mundo.

06012016-DSC06748

Flower Dome

Pues por si no nos hubiera gustado el Flower Dome, el  Cloud Forest es igual o más impresionante si cabe. Este hinvernadero simula un ambiente tropical fresco y húmedo (se agradecía un lugar así, después del calor que hacía fuera). Pero lo más impresionante del lugar es la cascada interior de 35 metros de altura, que también es la más alta del mundo y que te encuentras nada más entrar en el recinto. De entre toda la colección de especies que tienen la que más nos llamó la atención fue la zona de las orquídeas. Había de un montón de clases diferentes y muchas de ellas habían ganado premios a las orquídeas más bonitas del mundo. Sin duda, no encantó.

06012016-DSC06908

Cloud Forest

06012016-DSC06932

Cloud Forest

06012016-DSC06980

Cloud Forest

Después de la visita a los Gardens by the Bay, fuimos al Sky Park del hotel Marina Bay Sands. Un mirador desde el que tienes una visión 360º de la ciudad y el punto más cercano que tiene un turista para ver la piscina infinita más grande del mundo, uno de mis caprichitos. Esta es la única manera que existe para verla, a no ser que te alojes en el hotel, que si eres huésped tienes acceso libre, el único problema es que el precio por noche ronda los 300 euros… En fin, que como tenía muchas ganas de ver la piscina, compramos los tickets para ir, que nos costaron 14 euros por persona y también los compramos con antelación (solo se ponen a la venta 15 días antes del día de la visita).  He de deciros que las vistas son magníficas, pero para mantener la privacidad de los huéspedes, apenas puedes ver la piscina, nada más que de lejos y por una esquinita… Por esta parte me llevé algo de decepción pero bueno, al menos la pude ver…

06012016-DSC07001

Marina Bay Sands Hotel

06012016-DSC06751

Marina Bay Sands Hotel

8-07005

Vistas desde el Sky Park

9-07018

Vistas desde el Sky Park

10-07021

Vistas desde el Sky Park

06012016-DSC07024

Piscina infinita más grande del mundo

Como ya era la hora de comer, nos fuimos al centro comercial que está al lado del hotel Marina Bay Sands que se llama The shoppes at Marina Bay Sands. Como todo en la zona, una gran parte del centro comercial está dedicado a tiendas de lujo. Pero lo que nos llamó la atención, al igual que pasó en Dubai, es que a medida que iba cambiando de planta en sentido descendente, podías encontrar tiendas más económicas… Muy clasista vamos. En resumen, que los ricos siempre van a estar por encima de la gente que no tiene tanto dinero como ellos, o algo así, esta fue nuestra percepción.

Pues nada, nos fuimos a la planta baja, acorde a nuestro estatus, y nos encontramos una zona de puestos de comida en la que tú pedías la comida en dónde querías y después, con tu bandeja, te sentabas en la zona central, llena de mesas. Esto mismo nos lo encontramos en Japón. Mi plato no fue muy caro, aproximadamente 8 euros o algo así y tenía un plato con huevo, vegetales y arroz, todo acompañado de una sopa de pescado y varias cosillas que no sabía lo que eran y no me gustaron mucho. Sin embargo, Isaac se confundió y pidió un plato que podía pedir todo lo que quisiera hasta llenarlo hasta arriba, y por ello le pidieron 15 euros. (pero lo llenó como pudo…)

Después de comer nos fuimos al Art and Science Museum, ya que tenía ganas de ver una exposición concreta llamada Future World. Este museo me llamó mucho la atención cuando planeamos nuestra ruta por Singapur, porque es el primer museo del mundo que combina Arte y Ciencia. Básicamente se exploran los procesos creativos desde el corazón del arte y la ciencia dentro del papel de la sociedad. Pero como todo en Singapur, ya lo más impresionante es el edificio, que simula una flor de loto gigante (por si no lo sabéis, la flor de loto simboliza la pureza del cuerpo y el alma en el mundo asiático).

06012016-DSC06728

El edificio con forma de flor de loto es el museo de Arte y Ciencia de Singapur

La visita a la exposición Future World nos costó 10,50 euros por persona, si quieres visitar todo el museo, el precio es de 35 euros por persona y al igual que en el Skydesk, tuvimos que comprar la entrada con 15 días de antelación, ya que antes no se ponen a la venta.

La exposición nos gustó y nos sorprendió mucho. Básicamente te tienes que dejar llevar y poco a poco, sin darte cuenta, mientras pasas de una sala a otra, la exposición te va obligando a sacar ese niño que todos tenemos dentro. Nosotros acabamos tirándonos por un tobogán de luces, jugando con trenecitos, pintando dibujos que después cobraban vida… En fin, que es mejor que si podéis, lo viváis en vuestras propias carnes.

06012016-DSC07064

Future World

cof

Future World

Después de la visita fuimos caminando por el paseo que rodea la bahía llamado Esplanade – Theatres on the bay, porque allí se realizan espectáculos teatrales al aire libre y con el hotel Marina Bay Sands de fondo. Un paseo que vale la pena hacer para poder ver los magníficos edificios de la bahía desde otra perspectiva.

Después de 20 minutos caminando aproximadamente llegamos a la fuente del Merlion situado en el Merlion Park. Esta fuente es el icono de la ciudad, un medio pez medio león que simboliza los humildes comienzos de Singapur como un pueblo de pescadores (el pez) y la ciudad actual que conocemos, moderna y en constante cambio (león). Esta fuente es de visita obligada si estás en la ciudad, es como si no visitaras la Torre Eiffel si te encuentras en París.

06012016-DSC07137

Merlion

Desde allí fuimos caminando otros 20 minutos hasta Clarke Quay, una zona típica para cenar, llena de restaurantes a la orilla del río. También es la zona desde dónde salen los cruceros por la bahía, pero que nosotros no cogimos. Aunque no era la hora de cenar ni nada, nosotros fuimos simplemente para ver lo pintoresco que era, ya que realmente vale la pena ir aunque estén los locales vacíos.

06012016-DSC07166

Clarke Quay

06012016-DSC07160

Clarke Quay

Después, cogimos el metro para regresar a la zona de la bahía. A las 19:45 empezaba el espectáculo de luces en el OCBC Skyway. Aunque habíamos visto los super árboles de 22 metros de altura por la mañana, habíamos pensado que lo mejor era subir a la pasarela que los unía por la noche, cuando estaban iluminados. El precio por subir es de 5 euros por persona y os lo recomiendo. Lo malo es que aquí no puedes comprar la entrada con antelación y a las 19:00, que es cuando llegamos nosotros, es cuando quiere subir todo el mundo y hay bastante cola para comprar la entrada y subir.

sdr

OCBC Skyway

mde

OCBC Skyway

06012016-DSC07182

OCBC Skyway

El paseo por la pasarela no te lo recomiendo si tienes vértigo, pero si no lo tienes, es un paseo único.  A mí me encantó. Y el espectáculo es sin duda, especial. El juego de luces y sonido te hacen sentir que los árboles ¡tengan vida! Os dejo un vídeo para que le echéis un vistazo al espectáculo de luces y me digáis qué os parece.

Lo malo es que a las 20:00 empezaba el Spectra Show, delante del centro comercial The shoppes at Marina Bay Sands, por lo que cuando terminó el espectáculo de los árboles gigantes, todos empezamos a correr para llegar al segundo espectáculo. Lo malo es que al menos tardas 15 minutos en llegar y vimos la parte final del show. Consideramos que esto está mal montado porque deberían poner los espectáculos de tal manera que no tuvieras que elegir entre ver uno u otro, pero bueno… Es cierto que el Spectra Show se repite a las 21:00 pero teníamos que esperar mucho y estábamos cansados. Además, si tenéis que elegir, os recomiendo el espectáculo de los súper árboles. Os dejo el vídeo para que lo veáis por vosotros mismos.

Y con este final tan impresionante dimos por terminada nuestra visita a la ciudad. Sin duda, fue una ciudad que nos encantó por sus contrastes y amabilidad de la gente.

Espero que os haya gustado el post y que os haya ayudado a planear vuestro viaje. Cualquier duda que tengáis no dudéis en escribirnos por cualquiera de nuestras redes sociales.

Muchas gracias por seguirnos y apoyarnos a seguir trabajando.

¡Besos!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: