PAÍS VASCO POR M&M

¡Hola chicos!

El primer post que os queremos mostrar, es el de nuestra escapada por el País Vasco. Nunca habíamos estado y siempre había sido nuestra cuenta pendiente, así que aprovechando que el Girona FC iba a jugar a la ciudad de San Sebastian, aprovechamos para hacer también una escapadita.

Esperamos que os guste nuestro viaje y que podáis coger algunos consejos para preparar el vuestro. Sin enrrollarme más, ¡Empezamos!

Nuestro viaje duró 7 días y los distribuímos de esta manera:

DÍA 1: Olot – Iurreta – Garai – Elorrio – Durango

DÍA 2: Getxo – Castillo de Butrón – San Juan de Gaztelugatxe – Elantxobe – Bosque de Oma

Día 3: Parque Natural de Urkiola – Bilbao

DÍA 4: Guernika – Zumaia – Zarautz

DÍA 5: Hondarribia – Hendaya – San Juan de Luz – Irún

DÍA 6: San Sebastián

DÍA 7: San Sebastián – Olot

DÍA 1: Olot – Garai – Elorrio – Durango

Empezamos el día pronto, y a las 06:00 am salimos de Olot (Girona). El trayecto lo hicimos en coche y aunque hicimos algunas paradas de rigor durante el camino, nuestro objetivo era llegar.

arrancando

El camino nos llevó unas seis horas aproximadamente hasta el pueblo de Iurreta, donde escogimos nuestro alojamiento por estar relativamente cerca de Bilbao (30 min). Durante esta etapa del viaje, nos decantamos por alojarnos en un Loft Minimalista por Airbnb que nos costó aproximadamente 80€ la noche. Este alojamiento sería nuestro hogar durante los tres primeros días. No tenemos fotos del alojamiento pero nosotros os lo recomendaríamos sin duda. El loft tenía todas las comodidades necesarias además de muchos detalles que Xavier, el anfitrión, cuida para que la estancia se lo más agradable posible.

Después de hacer el check-in nos fuimos al pueblo de Garai, un pueblito a tan solo 10 minutos de Iurreta para comer, ¡Estábamos hambrientos!

Garai

Comimos en el Restaurante Garai y tenemos que decir que la comida estaba muy buena, además nos tocó una mesa que tenía unas vistas espectaculares. Sin embargo nos pareció algo caro, aproximadamente 60€ por persona. Ahora, ¡comimos como reyes!

Después de comer nos dirigimos a Elorrio, a 15 min en coche desde Garai. Allí dimos un paseo por el casco antiguo del pueblo, visitando la plaza principal y su Iglesia. Sin embargo nos llamó la atención la Necrópolis de Argiñeta, un cojunto de sepulcros y estelas funerarias que datan del s.IX. Sin duda un lugar curioso que si tienes tiempo vale la pena pasar a ver, Elorrio nos gustó mucho.

necro elorrio

Necróplis

Antes de terminar nuestro intenso día nos pasamos antes por Durango. Allí nos dejamos perder por las calles del pueblo, visitando la plaza del Ayuntamiento, la puerta de Santa Ana (por cierto una de las seis puertas de las que constaba la muralla de Durango) y la Basílica de Santa María de Uribarri, considerada Monumento Nacional y una de las obras más monumentales del País Vasco.

ajunt durango

Ayuntamiento de Durango

portico basilica Durango

Basílica de Sta. María de Uribarri

pta santa ana

Puerta de Santa Ana

Y con una cervecita, nos fuimos al apartamento a descansar después de este primer día tan intenso.

 

DÍA 2: Getxo – Castillo de Butrón – San Juan de Gaztelugatxe – Elantxobe – Bosque deOma

Lo primero que hicimos ese día fue ir a Getxo, un pueblo costero situado a 20 min de Bilbao. Directamente fuimos a ver el puente colgante. Cogimos una barca que costó 35 céntimos/persona para pasar de Getxo a Portugalete y regresamos con el transbordador de Vizcaya que también nos costó bien poquito, 40 céntimos/persona. También está la posibilidad de cruzar el río por una pasarela que hay encima del puente, pero justo este día estaban haciendo el mantenimiento de los ascensores y no pudimos subir. Hubiese estado bien poder ver la ciudad desde encima del puente. Tenemos que deciros que no le dedicamos mucho tiempo a Getxo porque solo era una ciudad de paso, sin embargo he de deciros que tiene unas playas preciosas y unas casas impresionantes bordeando la playa, por si os interesa.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Puerto desde Portugalete

getxo

Transbordador de Getxo

Después nos dirigmos al Castillo de Butrón, a tan solo media hora en coche desde Getxo. Si os gustan los castillos, este os encantará porque a nosotros nos pareció increible. El Castillo de Butrón tiene su origen en la edad media y ha sido reformado en el s.XIX al estilo de los castillos alemanes, por eso el aspecto tan distinto a los castillos a los que estamos acosatumbrados en España. Está situado sobre una colina y rodeado de un bosque centerio ¡Nos encantó! La única pena es que solamente puedes visitarlo por fuera, actualmente es una propiedad privada y ¡Está en venta! por si os interesa… jajaja

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Castillo de Butrón

Nuestra siguiente parada, fue San Juan de Gaztelugatxe, (45 min en coche) un lugar al que teníamos muchas ganas de ir. Consta de una iglesia encima de un islote que se accede a través de una escalinata sinuosa de piedra. Para llegar a la base de las escalinatas hay que bajar desde la zona de parquing desde dos caminos posibles. Uno de los caminos es un poco más largo que el otro, pero menos  empinado, por lo que a los que sufren de las rodillas les conviene ésta, además que las vistas son mucho mas bonitas que por el camino corto. Por si no lo sabéis, actualmente está muy de moda (damos fe de ello porque había muchos turistas) ya que aquí se rodaron algunas de las escenas de “Juego de Tronos”. A causa de esta afluencia, están pensando en restringir el acceso a la iglesia y que solamente se pueda acceder con reserva anticipada, pero como os digo, todavía no se ha llevado a cabo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

San Juan de Gaztelugatxe

san juan gaztelugatxe

San Juan de Gaztelugatxe

A unos 30 min de San Juan de Gaztelugatxe, se encuentra Bermeo, un pueblo  pesquero con mucho encanto. Fue aquí donde decidimos parar para comer unas tapas con un buen Txacolí. Justamente en este pueblo y este día, enganchamos la vuelta ciclista al País Vasco y al cortar las principales carreteras nos quedamos un ratito parados (25 min).

pincho txacoli bermeo

De Bermeo, nos dirigimos a Elantxobe, a 30 min también en coche. Elantxobe es un pequeño pueblo pesquero situado en un acantilado, lo que hace que sus calles sean estrechas y empinadas. Nosotros, sin saberlo, nada más llegar aparcamos el coche, justamente en la parte alta del pueblo y por inercia, bajamos caminando hasta el puerto. Para regresar,  tuvimos que hacer el camino inverso, subiendo las empinadas cuestas… He de decir que nos costó lo nuestro… Un dato de este pequeño pueblo es que los autobuses que llegan a la parte alta del pueblo, no tienen espacio para maniobrar, por lo que construyeron una plataforma en dónde el vehículo se coloca y puede girar 180º. ¡Es muy curioso verlo! Otro dato, también se puede acceder desde un camino que desemboca en la zona del puerto y se encuentra en una bifurcación a unos 800 metros antes de llegar al pueblo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Elantxobe

bus elantxobe

Plataforma para girar el autobús 180º

Desde Elantxobe y a otros 30 min, fuimos a ver el Bosque de Oma, también conocido como Bosque Pintado o Bosque Encantado y es obra del pintor/escultor Agustín Ibarrola. Este bosque es muy curioso de ver porque este artista realizó pinturas en los troncos de los árboles (animales, figuras geométricas…) que solamente son visibles si te colocas en una determinada posición. Para llegar tuvimos que aparcar primero el coche en Basondo y desde allí caminar 2km por una pista hasta que llegamos al bosque. Nosotros tuvimos mucha suerte de ir por la tarde, porque la posición del sol era perfecta para verlo con la iluminación ideal y sacar buenas fotos.

.

Después del paseo por el bosque, nos fuimos de regreso a Iurreta porque acabamos el día reventados, aunque felices por haber visitado estos lugares tan especiales.

 

Día 3: Parque Natural de Urkiola – Bilbao

Este día nos levantamos y decidimos hacer una pequeña ruta de 7km por el Parque Natural de Urkiola, muy cerquita de Iurreta.  Este parque lo conforman una barrera caliza que separa dos comarcas de la zona, donde se encuentra el pico Amboto. Nosotros decidimos hacer una ruta corta porque estaba previsto que lloviera y despues queríamos ir a visitar Bilbao, asi que subimos al Garaio, un pico de 574 metros. En el camino pudimos visitar la cueva de Baltzola que forma parte de la mitología vasca. Se dice que la cueva era la entrada al submundo y lugar donde se encontraba Sugaar, también conocido por ser la pareja de Mari, la dama de Amboto y diosa mitológica. Si os gusta la escalada, en esta cueva hay infinidad de vias par hacer. La caminata nos encantó. Incluso muy cerquita de la cueva de Baltzola pasamos por el túnel de Abaro, un pasadizo natural erosionado por el paso de agua del arroyo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Por la tarde, nos fuimos a conocer Bilbao. Lo primero que hicimos fue dejar el coche en el aparcamiento del ayuntamiento que esta muy cerca de la zona antigua de la ciudad y recorrimos la ciudad andando.

Ni bien llegamos se largó a llover! Era hora, que para algo habíamos llevado paraguas y ni los habíamos usado. Desde el parquing, bajamos por el paseo que va parelelo al río hasta llegar al estadio San Mamés pasando antes por en frente del famoso Museo Guggenheim. Después dimos media vuelta y nos dirigimos hacia el casco antiguo de la ciudad, sin antes dejar de ver el oso típico cubierto de plantas y flores que hay en el museo y el resto de esculturas que hay en los alrededores. Nosotros no entramos, pero si os interesa la entrada vale 10 euros/ persona.

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En el casco antiguo, visitamos la estación de tren de Abando, una estación monumento de estilo clasicista que fue inaugurada en el 1948.

También entramos en la Catedral de Bilbao, declarada por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad dentro de los caminos de Santigo y también considerada como la mejor manifestación de estilo gótico del País Vasco. Aquí tuvimos que pagar por entrar 5 euros por persona pero además de incluir la entrada a la catedral, también incluía la entrada ala Iglesia de San Antón.

En Bilbao, estuvimos en dos locales donde servían diferentes cervezas artesanas por si os interesa adentraros un poco más en este mundo. Los dos sitios a los que fuimos fueron el Bihotz café y el Happy, este último con unas tapas riquísimas y Txacolí ¡por supuesto!

 

DÍA 4: Guernika – Zumaia – Zarautz

En nuestro cuarto día decidimos visitar Guernika, famosa por el bombardeo durante la Guerra Civil Española que destrozó casi por completo la ciudad y acabó con las vidas de muchos civiles, pero también porque es un lugar de gran importancia política para el País Vasco. Fue en este pueblo, el hogar del famoso Árbol de Guernica bajo cuyas ramas se celebraban las juntas del señorío de Vizcaia, donde se otorgó autonomía al País Vasco en la Edad Media.

guernika

Por casualidad y cuando estabamos de paso yendo a la Casa de Juntas, nos encontramos con un centor deportivo donde practicaban el Jai Alai, un deporte vasco que se practica utilizando una cesta de mimbre para golpear la pelota. Nos hubiera gustado mucho ver un partido pero no tuvimos oportunidad.

jai alai

Cestas para jugar al Jai Alai

De Guernika nos dirigimos a Zumaia (1 hora aproximadamente en coche). Cuando planeamos nuestro viaje pensamos en visitar Zumaia porque nos impresionaban mucho unas formaciones rocosas llamadas flysch (palabra de origen alemán), que son capas rocosas de diferente dureza que se van erosionando con el agua con diferente grado. Las capas más blandas se erosionan más, dando este tipo de formación.  Nos dirigimos hasta  el mirador de Mendatagaina, desde donde hay unas vistas espectaculares de los acantilados y de las playas, y desde aquí recorrimos un camino que nos llevó hasta la playa de Sakoneta.  Sin duda, una visita obligada si te gustan los paisajes naturales. A las 15:00  teníamos mesa en el Restaurante de Karlos Arguiñano así que tuvimos que darnos prisa para volver.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Zumaia

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Zumaia

Para comer, decidimos reservar mesa en el Restaurante de Karlos Arguiñano, que aunque todo estaba buenísimo, comimos: pulpo, carpaccio de ternera con foie, rape y pato y de postre tarta de queso y torrija… considero que no lo recomendaría.

 

Y ese día, en Zarautz, estaban haciendo un campeonato de surf. Nosotros nunca lo habíamos visto y decidimos quedarnos un rato en la playa para verlo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Campeonato de Suf Zarautz

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Campeonato de Surf Zarautz

Después de Zarautz nos dirigimos a San Sebastián. A partir de este día, dormiríamos en otro alojamiento, en concreto en un piso que reservamos también por Airbnb que se llama The House of Lukas . Este apartamento estaba bien porque se encontraba a tan solo 20 minutos del centro de San Sebastián por lo que podíamos ir andando. Además, este alojamiento nos permitía dejar el coche aparcado sin tener necesidad de pagar aparcamiento. La única pega es que no tenía los utensilios mínimos para preparar algo simple para comer. El precio fue de 90€ por  noche, aproximadamente.

 

DÍA 5: Hondarribia – Hendaya – San Juan de Luz – Irún

El quinto día de nuestro viaje decidimos ir a visitar Hondarribia, un pueblo que está a 20km de San Sebastián y que está situado en la desembocadura del río Bidasoa. Este accidente natural a la vez hace de frontera con Hendaya, Francia.

Este día hicimos una visita guiada que nos costó 6 euros por persona por el pueblo de Hondarribia. La ruta empezaba en el Parador (un castillo del s.X) y terminaba en el puerto, pasando por los sitios más emblemáticos de la ciudad. Para nosotros, Hondarribia fue una de las ciudades más bonitas que visitamos y lo que más nos gustó fue su buen estado de conservación y sus casas típicas vascas.

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Hondarribia

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Hondarribia

De Hondarribia cruzamos hasta Hendaya y allí, paseamos por los alrededores  del  Chateau D’abbadie. Para poder visitar sus instalaciones y también para acceder al exterior se tenía que pagar una entrada y consideramos que no valía la pena porque queríamos llegar a San Juan de Luz…

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Chateau D’abbadie

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Petirrojo en el Chateau D’abbadie

Tardamos 25 minutos en llegar a San Juan de Luz y allí visitamos la Iglesia de San Jean Baptiste que, por cierto, ¡nos gustó muchísimo! En esta iglesia es donde se casó Luís XIV y la infanta Maria Teresa de Austria, que puso fin a la guerra de los 30 años entre Francia y España. El interior de la iglesia está rodeada de galerías de madera, donde se colocaban los hombres, y en la planta baja se sentaban las mujeres. ¡Es muy bonita! Y nota: del acuerdo de esta boda, España debía pagar una dote de 500.000 escudos de oro a Francia para evitar que un descendiente de esta boda reclamara el trono de España. La dote no se pagó nunca con lo que el nieto terminó siendo Felipe V, primer borbón en ocupar el trono de España después de la guerra de sucesión española.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Iglesia San Jean Baptiste

san juan de luz

San Juan de Luz

Después de pasear por San Juan de Luz nos dirigimos a Irún a visitar unos hornos de fundicion en Irugurutzeta, que están en ruinas. Al lado de los hornos se puede ver el acceso a las minas, dónde aun se encuentran las pequeñas vías por las que se transportaba el metal.  Por la tarde, ya regresamos a San Sebastián y paseamos por sus calles.

catedral san sebastian

San Sebastián

Por la noche, disfrutamos de la gastronomía guipuzcoana, llena de bares de pinchos, imposible comerlos todos así que tuvimos que volver.

pinchos noche

DÍA 6: San Sebastián

El penúltimo día de nuestro viaje decidimos pasarlo en la ciudad de San Sebastián.

De buena mañana nos levantamos y fuimos perdiéndonos por diferentes partes de la ciudad. Lo más destacado que hicimos fue recorrer la playa de la Concha de punta a punta y visitamos también el peine del viento. Estar allí nos gustó mucho porque, a pesar de que hacía mal tiempo, pudimos sentir la fuerza del viento en aquel punto.

 

peine viento 2

Peine del Viento

peine viento

Peine del Viento

Como empezó a llover bastante, decidimos volver al piso y comer allí porque ni con paraguas se estaba bien por la calle.

Por la tarde, cuando ya paró un poco de llover, fuimos caminando hasta la playa Zurriola, donde pudimos ver a más surfers. Aprovechando el mal tiempo fuimos a comprar algunas cervezas artesanas en la tienda Kañabikaña, que, ademas de latas y botellas, tienen un sistema muy curioso para rellenar botellas de plástico de diferentes medidas con cerveza de barril. El sistema presuriza la botella para que no se genere espuma al servirla y la llena, pudiendo disfrutar en cualquier parte de una buena cerveza artesana de barril.

Por la noche cenamos en una sidreria en Hernani (Akarregi Sagardotegia) donde comimos el típico menú de sidreria: tapa de chorizos al vino, tortilla de bacalao, bacalao con pimientos y cebolla, chuletón y de postre queso y dulce y nueces. Sidra ad livitum!!!!!

Menú para dos nos costó 62€ y hasta la sidrería fuimos en autobús porque nos advirtieron que en la temporada de sidrerias hacen muchos controles de alcoholemia. Hay autobuses a San Sebastián a cada rato por lo que no es un problema volver.

sidreria Akarregui

Sidrería Akarregi

sidreria 3

Sidrería Akarregi

Nota: En las sidrerias, que suelen ser salones grandes con mesas largas, se encuentran las kupelas, barricas grandes donde se almacena la sidra, generalmente de diferentes tiempos de fermentación o tipos de manzana, por lo que el sidrero va abriendo las barricas alternándolas para poder probarlas todas. El responsable de abrirlas, según se nos presentó, era el Txotxero, quien te abría el txotx (históricamente un palito que tapaba el agujerito de la kupela donde salía la sidra), y al grito de Txooooootx abría un pequeño grifo donde comenzaba a salir la sidra pudiendo servirte, haciendo que esta golpee contra la pared del vaso.

 

DÍA 7: San Sebastián – Olot

A la mañana del domingo fuimos a dar una vuelta por la zona antigua, donde estan  las siete calles ( 7 calles donde se situan todos los bares de pinchos), y visitamos la iglesia de San Vicente, iglesia gótica del S XVI.

En el medio del casco está la plaza de la constitución. Nos llamó la atención que todos los balcones de las casas que rodean la plaza, tienen un número encima de la ventana. Este número correspondía a un número de palco, ya que antiguamente la plaza de la constitución también se utilizaba como plaza de toros.

 

balcones plaza constitucion

Plaza de la Constitución, San Sebastián

Para comer, paramos en varios locales de pinchos,  Atari Gastroteka y en el Sirimiri, ¡de los mejores que visitamos!

 

Después de comer decidimos subir el Monte Urgull que está al lado del puerto. En el Monte Urgull está el castillo de la Mota (actualmente hay un museo de historia gratuito) y unas vistas increibles de toda la playa de la Concha.

De ahí fuimos tranquilamente al estadio de anoeta (campo de futbol de la Real Sociedad) donde jugaba la Real Sociedad frente al Girona, partido que no describiremos ya que nos comimos 5 goles.

Al finalizar el partido, cogimos el coche y nos volvimos a Olot. El camino de vuelta lo hicimos por el camino sin peaje porque tiene mas curvas y asi no nos dormíamos (nos ahorramos 50€ en peajes). Importante: no hay prácticamente gasolineras en la carretera porque cierran a las 10 de la noche.

¡¡¡Fin del viaje!!!!

Espero que os haya gustado nuestra ruta, si ha sido así, síguenos en nuestras redes sociales y anima a tu gente a que nos conozca.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: